Ten Misericordia y Rescata a Vietnam

Share

8-25-2018 – Ten Misericordia y Rescata a Vietnam


Agosto 25, 2018

Este es un mensaje inspirado por el Espíritu Santo a través de Lucia Phan al practicar los seis Kowtows.

L.: Respetuosamente ofrecemos el Primer Kowtow a Dios Padre.

Representamos a todos los hermanos y hermanas de esta parroquia, así como a todos los lugares que visitamos, para orar para que nuestro Padre Celestial tenga misericordia de nosotros.

Que todos acepten y se unan con nosotros, para adorar al Padre; para servir al Padre; para alabar, glorificar y agradecer al Padre.

Hoy, elijamos a nuestro Dios y una fe que tiene obras.

Que Dios inste y encienda las almas de nuestros hermanos y hermanas – cada persona, todas las clases, todos los roles – para que vivamos con una fe viva, para realizar las obras que Dios concede con el amor que El nos enseñó.

Nuestro propósito para venir aquí es especialmente orar para que Dios tenga misericordia y conceda a todos una voz y que mire a nuestra patria al borde de ser controlado en el poder.

Oramos para que Dios tenga misericordia y apoyo, para que todos los hermanos y hermanas se levanten, por el corazón, para que reconozcan lo que es esencial en la vida – no sólo hoy sino para pensar en los hermanos y hermanas en todas partes, particularmente para nuestro país Vietnam.

Que aquellos que son indiferentes entiendan lo que se necesita hacer, para actuar como el Dios Supremo ha enseñado. El quiere ver la unidad y el amor.

Sólo sabemos elevar en plegaria lo que es de este día. Que Dios planifique,  organice y nos guíe a Su manera.

Alabamos a Dios, glorificamos a Dios y honramos a Dios. Nuestro propósito es reavivar en la humanidad la reverencia y el amor –  para volver en contrición y arrepentimiento.

Que todos se unan para orar para que Dios tenga misericordia, para que tengamos vida, con días prósperos, para saber lo que hay que hacer, para glorificar a Dios, y para que el amor sea reavivado entre las personas, para reconocer la situación crítica de nuestra patria. Que todos se unan para orar para que Dios tenga misericordia.

No sabemos sobre otros asuntos. Sólo sabemos hacer lo que podemos en estos momentos, y compartimos lo que experimentamos de Dios, para que la gente también reciba como nosotros, para que regresen y se unan para adorar a Dios nuestro Señor. Amén.

Ofrecemos el Segundo Kowtow. Oh Señor Jesucristo – gracias a Dios.

Ha llegado el momento, la humanidad no puede continuar con días mirando y no tener sentimientos.

Dios ha venido y nos ha concedido tantas bendiciones.

La vida, cada día, depende de Dios. Que podamos reconocer y alabar, glorificar, y honrar, porque todavía existimos, felices en esta tierra extranjera, pero los hermanos y hermanas y nuestros compatriotas están sufriendo en nuestra tierra natal, al borde de perder su país, su patria, su nacionalidad.

Que Dios tenga misericordia y nos ayude, porque Dios murió para que viviéramos en gozo y paz, en prosperidad.

Que nuestra patria también tenga días de libertad, esté libre de la esclavitud del comunismo sin Dios, y no caiga bajo el gobierno de la China comunista.

Somos los hijos de Vietnam; levantemos plegaria al Señor Jesucristo. Que él acepte y rescate, a través de las peticiones.

Que todos los hermanos y hermanas que son expatriados se unan para hacer algo por nuestra patria – por oraciones, por proclamaciones, por súplicas, al Señor Jesucristo, la Segunda persona de Dios, nuestro Salvador. Amén.
Ofrecemos el Tercer Kowtow. Oh Espíritu Santo – ahora es el momento en que no debemos prestar atención a la opinión pública. Sólo tenemos que ofrecer súplicas y oraciones.

Que el Espíritu Santo nos enseñe y nos ayude a todos a levantarnos, a unirnos, a orar para que Dios tenga misericordia y rescate a Vietnam (1), para salvar a todos los hermanos y hermanas que están siendo atados por el diablo, para que tengamos una feliz, fundación civilizada; para tener un país libre; para tener el respeto humano que es debido a Vietnam y el pueblo Vietnamita.

En este momento, sólo sabemos que lo que hacemos no viene de nosotros mismos. Sólo sabemos orar para que el Espíritu Santo nos enseñe lo que es lo más bello, lo que es mejor, lo que es lo más sagrado y la verdad. Lo glorifico, lo alabo, lo exalto y lo honro.

Que todos sean conscientes de que, juntos, encendemos la llama de la fe – por obra, por amor, por una vida humilde, para que vivamos días para glorificar a Dios a través de nuestra vida. Amén.

Ofrecemos el Cuarto Kowtow. Oh Cuerpo y Sangre de nuestro Señor Jesucristo – Dios nos ha dejado Su Cuerpo y Sangre.

Que nosotros experimentemos Su Presencia, vivamos de acuerdo a Sus enseñanzas, y vivamos con la decisión para escogerlo a El en nuestra vida – en todas las situaciones, en todos los roles – para nosotros amar, ser pacientes, para perdonar.

Que nosotros glorifiquemos a Dios, a como El Mismo nos enseñó a través de su doctrina de amor. Nosotros adoramos, alabamos, glorificamos, y honoramos al Cuerpo y Sangre del Señor Jesucristo, nuestro Dios. Amen.

Ofrecemos el Quinto Kowtow. Oh Señor, nuestro Dios – damos gracias a Dios que murió por la humanidad, que murió por nosotros. Soy una persona en el número de personas salvadas por él. Que vivamos conociendo a Dios, amando a Dios – por obra, por acción, por una vida de proclamación, por lo que hacemos por los hermanos, por los ciudadanos, por la patria, por nuestro país, Vietnam, que está en una situación crítica, al borde de perder el país , la patria, la nacionalidad.

Que Dios tenga misericordia y ayude a todos a unirnos a orar, a venir a Dios, a orar para que Dios tenga misericordia y rescate a Vietnam, para que Vietnam no caiga en manos de la China comunista atea. Hoy, el pueblo de Vietnam está llamando en angustia.

Que nuestros corazones sean tocados y cuiden a nuestros hermanos y patria. No seamos indiferentes y no dejemos que el amor que Dios enseña desaparezca.

Dios viene a salvarnos, para que tengamos vida, para vivir en gozo y prosperidad, con los hermanos, con los ciudadanos, con gente en todas partes – en unidad – para adorar, honrar y agradecer el inmenso amor de Dios y la Divina Misericordia.

Adoramos a Dios, alabamos a Dios y glorificamos a Dios. Que todos reconozcan, remuevan el punto de vista, que supliquemos y oremos, para que este mundo tenga la voz resonante para orar para que Dios tenga misericordia y despierte a cada uno de nosotros, en el amor, en la adoración, en el afecto, entre las personas. Amén.

Ofrecemos el Sexto Kowtow. Oh Dios Padre – Doy gracias a mi Padre. El Padre nos ha concedido una madre.
Hoy, la Madre nos enseña a postrarnos ante Dios, nos enseña a aprender a regresar a Dios.

Que cada uno de nosotros – no superficialmente, sino por el alma, por el corazón – este determinado a  regresar con santidad, que escuche las enseñanzas de la Madre, para que se vuelva humilde, que se vuelva pequeño.

Que Dios tenga misericordia de cada uno de nosotros, para ayudarnos a ser reformados, mejorados – para regresar a Dios por nuestro corazón – y que Dios mire a nuestra patria.

Oramos por la Madre para ayudar a nuestra patria, para que estemos libres de la esclavitud de los comunistas.

Los vietnamitas están esperando, tienen miedo de los próximos días, los días al borde de perder su patria, su país, su nacionalidad. Madre, por favor ten piedad del sufrimiento de Vietnam, en días inciertos.

Que los ciudadanos y los expatriados se unan para orar por Vietnam, por el pueblo Vietnamita, por nuestros compatriotas.

Esa es la razón por la cual la Madre quiere que viajemos por todas partes para testificar, para que la gente regrese con lamento – por la fe, por la oración – levantadas hacia Dios.

Gracias Madre por concedernos este día, para ser más valiente, para seguir viajando por todas partes, para alabar a Dios, para glorificar a Dios.

Estamos sumamente gratificados y agradecidos al Inmaculado Corazón de la Madre María, quien ha enseñado a la humanidad incontables veces, pero aún no ha recibido ninguna respuesta.

Hoy, que todos acepten, escuchen, ofrezcan palabras de acción de gracias, y oren para que la Madre  interceda, rescate a Vietnam, rescate al pueblo vietnamita y que los ciudadanos vietnamitas estén libres de la esclavitud de la China atea y comunista. Amén.

Agradecemos a la Madre por interceder por nosotros.

Que San José interceda debido a nuestras oraciones, especialmente en la Iglesia de Santa Bárbara.

Que la gente acepte este don, y que se les inste, para que todos se unan en oración por Vietnam.

Lo que hagamos, que todos los Ángeles, los Santos y San José intercedan por nosotros.  Por favor apoyen todas nuestras obras, y todo lo que se recibe del reino celestial, para rescatar y ayudar a Vietnam en los días venideros – los días que necesitamos enormemente a todos para unirse en oración por Vietnam.

Que el reino celestial entero acepte, escuche nuestras oraciones, nos ayude y nos proteja en el camino del testimonio.
Sólo trabajamos con una cosa, que es glorificar a Dios, alabar a Dios – el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Pedimos, en el signo de la Cruz, ser sanados de todo mal, en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. Amén.

L. y todos los hermanos y hermanas concluyen a las 5:26 p.m. el sábado, 25 de agosto de 2018, en la Iglesia de Santa Bárbara. Que Dios bendiga a esta iglesia, así como a todos los feligreses y al clero, para que con nosotros hablen con entusiasmo sobre nuestra patria. Invitamos y pedimos a todos a orar por nuestro país, Vietnam. Amén. Amén. Amén.

1. Este mensaje sigue la noticia de que Vietnam va a arrendar tierras a gran escala, durante mucho tiempo, a los intereses económicos chinos. Esto se ve con razón como un preludio al eventual control Chino en Vietnam, que es comunista-conducido como China. Protestas en Vietnam siguieron esta noticia.

 

Lucia, es un inmigrante estadounidense  Vietnamita.  Lleva una intensa vida de oración que se enfoca en asistir a la Misa y la adoración de Nuestro Señor en el Santísimo Sacramento.  Recibe los mensajes por medio de locuciones interiores y es capáz de capturar imágenes milagrosas de la Eucaristía en la cámara de su teléfono celular. Cuando Jesús le da mensajes, es como un padre en la familia, como el Máster/el Maestro (para más información sobre esto por favor vea la página de inicio de www.nrtte.org).

 

Nuevas revelaciones a Través de la Eucaristía
www.nrtte.org

Por favor comparta este mensaje y sitio web con todos los que conozca por correo electrónico, imprimiendo el mensaje, y de boca a boca.