Mensaje de Navidad

Share

Cuando la Navidad llega, la gente compra, dan regalos y se dan gusto. Cuánta gente piensa acerca del misterio de la Encarnación –el Dios que deja su trono para compartir la condición humana, para redimir a la raza humana de perderse?

Más de 2,000 años atrás, los Judíos esperaron por la venida del Mesías, pero cuando El vino, ellos no creyeron pero cuando El vino, ellos no creyeron que el niño que nació en pobreza fuese el Salvador. Hasta este día, los Judíos continúan esperando por la venida del Salvador, porque ellos piensan que Jesucristo no es el Hijo del Dios viviente.

Somos diferentes que los Judíos? Nosotros realmente vivimos con el Infante Jesús en Su nacimiento o somos nosotros tibios e indiferentes con El como los Judíos?

Para vivir verdaderamente en el Espíritu de Dios debemos actuar como los tres Hombres Sabios. Ellos miraron la estrella que cumplió la profecía de Isaías: He aquí una virgen concebirá, y llevará un hijo, y su nombre será Emmanuel (Isaías 7:14), lo cual significa “Dios está con nosotros.” Cuando ellos supieron  del nacimiento del nuevo rey, los tres hombres sabios partieron. Ellos viajaron, ellos buscaron, ellos vinieron, ellos encontraron, ellos se regocijaron, ellos experimentaron salvación, y ellos ofrecieron a Dios regalos significativos.

No muchos de nosotros ofrecen al Infante Jesús  regalos significativos como el oro, incienso y mirra. A lo más, nosotros atendemos la misa de Navidad y después vamos a casa a celebrar y gozar.

Nosotros necesitamos hacer tiempo para meditar en el misterio de la Encarnación, porque es una maravilla de Dios Padre: Pero, al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que se hallaban bajo la ley, y para que recibiéramos la filiación adoptiva. La prueba de que sois hijos es que Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama: ¡Abbá, Padre! De modo que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero por voluntad de Dios. (Gálatas 4: 4-7)

El Infante Jesús no sólo vino en el pasado, El viene cada día. Jesús continúa presente entre nosotros milagrosamente a través del pan y vino consagrados. Después de que el sacerdote lee la Oración Eucarística, inmediatamente el pan y el vino se convierten el Pan y la Sangre de Cristo, comida y bebida para alimentar el alma.

Sin embargo, cada día El permanece en el tabernáculo, continúa entre nosotros, como el Arca entre los Judíos en el pasado. Pero cuantos lo visitan a El por sólo unos minutos cada día? Pronto, amigos, ustedes verán que toma unos pocos minutos cada día para visitar Dios para ser capaces de salvar sus almas.

 

Dado a las 12:30 a.m. Octubre 27, 2017.

El Rostro de Jesucristo

En la Eucaristía

Tomada por Lucia

En la Capilla Emmaus

Iglesia Católica de Santa Teresa

Sugar Land, Texas, USA

 

 

Abajo esta un resumen de un mensaje de los Seis Kowtows  (Diciembre 21, 2018)

 

Introducción a través del Espíritu Santo

  • Cuando la Madre Bendita dijo, hágase en mí de acuerdo a tu palabra, la palabra Encarnada inmediatamente entró en el vientre de la Madre.
  • La visita de la Madre Bendita a su prima Elizabeth es símbolo de la Madre llevando a Dios a todos.
  • Nosotros debemos expresar nuestra gratitud y acción de gracias porque Dios vino al mundo para redimir a la humanidad.
  • Nosotros debemos arrepentirnos como regalo hacia el Niño Jesús.
  • Los Seis Kowtows fueron dados a la humanidad a través de la gracia del Espíritu Santo.

 

El primer Kowtow: A Dios Padre

  • Nosotros adoramos, alabamos, y glorificamos a Dios el Padre, y nos disculpamos por la indignidad de la humanidad ante el Padre.
  • La Solemnidad de Navidad habla del infinito amor de Dios por el hombre.
  • Dios usa todos las maneras para salvar a la humanidad del pecado y regresar a Dios.
  • Arrepiéntanse, para que Dios nos transforme de pecadores a penitentes, de testigos a santos.
  • Dios gobierna con amor, reconciliémonos con Dios y con la agente con quien nosotros estamos en contacto.

 

El Segundo Kowtow: A Jesús

  • Desde el momento en que la Madre Bendita aceptó, la Palabra se volvió carne.
  • El Nino Jesús aceptó ser nacido en la pobreza para darnos ejemplo.
  • Desde el momento del nacimiento, el Salvador no era bienvenido.
  • La visita de la Madre Bendita a su prima Elizabeth es símbolo de la Madre llevando a Dios a todos.
  • Dios no revela grandes cosas a los sabios pero si a los humildes.

 

El Tercer Kowtow: El Espíritu Santo

  • El Espíritu Santo es amor, luz, verdad… El nos ayuda a distinguir entre lo correcto y lo incorrecto, el bien y mal…
  • El Espíritu Santo es el amor del padre y del Hijo.
  • El Espíritu Santo es el fuego, la luz, el espíritu; bondad, y perfección…

 

El Quarto Kowtow: El Jesús Eucarístico

  • El Jesús Eucarístico es el contínuo amor de Jesús después de Su muerte.
  • El se ha hecho pequeño debajo la apariencia del pan en una manera divina, y permanecen con el mundo hasta el fin del mundo.
  • Dios no desea que seamos huérfanos, de manera que el Sagrado Sacramento es también el Niño Jesús.
  • Dios haznos justos.
  • Si nosotros ofendemos a la Eucaristía, nosotros ofendemos el Cuerpo de Cristo.
  • El Sagrado Sacramento nos hace justos para volvernos santos.
  • Jesús continúa derramando sangre en el altar en cada consagración.
  • El Jesús Eucarístico es una deslumbrante luz cegadora que hace que obscuridad se destruya.
  • La Madre Bendita nos enseña a dar honor a la Eucaristía.

 

El Quinto Kowtow: Las Cinco Santas Llagas

  • Las Santas Llagas muestran el amor del Padre Dios por el hombre.
  • Jesús obedeció al Padre viniendo al mundo y muriendo para liberar a la humanidad.
  • La Cruz es una promesa de la salvación.
  • Adoremos el Sagrado Sacramento para ser bendecidos por Dios.

 

El Sexto Kowtow: A Madre María

  • Desde el momento que la Madre Bendita recibió al Salvador en Su vientre, Ella se volvió la Madre de la humanidad.
  • La Madre a menudo da gracias a Dios de parte de la humanidad.
  • La Madre nos enseña a salir y distribuir los discos compactos con Los mensajes de los Seis Kowtows.
  • Nosotros somos afortunados por llamar a Dios como a un Padre, pidamos disculpas.
  • Que la Madre nos guíe de regreso a Dios.
  • Madre Bendita ayúdanos a preparar la venida de Dios.
  • “Ella aplastará tu cabeza.” La Madre Bendita aplasta la cabeza de la serpiente.
  • Arrepiéntanse para volver a Dios.

 

4 a.m., 1 de junio de 2018:

Una visita al cielo a través de la Eucaristía.

– esta foto era

tomada por el mensajero Lucia Phan

frente a la capilla de Emaús,

Iglesia Católica de Santa Teresa

Sugar Land, Texas, USA.

 

 

 

Para ver los videos extraordinarios,

Por favor, vaya a la página web del grupo:

El Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo.

https://nrtte.org/