Esten Tranquilos y en Silencio

Share

IMG_3715  2-12-2013 – Esten Tranquilos y en Silencio

12 de febrero de 2013

Bendita Madre: Las cosas de las que has estado hablando son las que quiero decir y enviar a este mundo. Realmente quiero que tomes la posición de una persona normal, y para todas las cosas que estás recibiendo, me gustaría que informes todo como está, porque estas son las palabras que el Espíritu Santo que está en ti quiere decir e informar todos los pensamientos y las palabras que son de Dios, así como las palabras que quiero enviar a este mundo, especialmente en estos días y en este período de tiempo.

Hubo una gran cantidad de disturbios y muchas cosas horribles que han sucedido de la manera como los humanos querían, por lo que hoy, tienen que sufrir las consecuencias de sus propias decisiones, pero me gustaría recordarle a todos que la Misericordia y El amor de Dios es eterno, incluso si usted es pecador y ha ofendido grandemente a Dios, especialmente durante estos tiempos. En todo, Dios tendrá una manera de darte la salvación en estos días restantes.

Mis queridos hijos, esta no es la primera vez, pero a lo largo de los años he dado muchas revelaciones a este mundo para que las personas sepan la verdad. Todavía hay muchas cosas que la gente seguirá viendo y habrá cosas extrañas que sucederán inesperadamente, que asustarán a todo el mundo, en los días que quedan.

He dicho que todo lo que estaba escrito en el Evangelio sucederá en este último siglo. Me gustaría recordarle a cada uno de ustedes que sean firmes en su fé en Dios. Ya sea que algo sea correcto o incorrecto, sea real o no, depende de cada uno de ustedes renovar su fé, cara a cara con la Sagrada Eucaristía, cara a cara con la Misericordia de Dios, cara a cara con la celebración. de la Misa, y cada uno de ustedes debe ser puro para recibir la iluminación que Dios está dando en estos tiempos finales para permitirle reconocer la verdad y regresar a Dios.

Mis queridos hijos, lo que sucedió en los últimos días fue la señal para que los humanos vean claramente. Los cambios que han sorprendido a todos. Cuando escuchas estas noticias, con tus ojos humanos, probablemente las consideres normales, pero para aquellos que viven en la fé, estos cambios han sido mencionados por Dios en el Evangelio o por los profetas, a través de las revelaciones dadas por Dios. Depende de cada persona en cómo creen en estas cosas. Las cosas que son buenas y beneficiosas para la vida espiritual y las cosas que los humanos deben tener para su propia dirección y sus vidas espirituales, si creen. Los humanos no deben analizar todo cuando suceden cosas, pero los humanos tienden a cuestionar y analizar, tienden a ver las cosas de manera negativa, y solo unos pocos tienen una perspectiva positiva de las cosas. Por esta razón, la comprensión y la visión de los humanos carecen de las cosas con las que tienen que lidiar, especialmente en sus vidas espirituales.

Todas las cosas que has informado, todas las cosas que has recibido y has hablado acerca de cómo se sienten, entreguenselas a todos en el mundo, si realmente están buscando.

Hay ciertos mensajes que necesitas mantener, por el momento. Cuando sea el momento, y lo deseo, entonces te lo haré saber y tú los darás a conocer.

En cuanto al presente, transmitan todos los mensajes a los hermanos y hermanas, para que los conozcan y para quienes los escuchen, para que preparen su vida espiritual en este momento.

Lo que deseo para Mis hijos que están escuchando es que estén tranquilos y en silencio, que vivan en oraciones íntimas con Dios en este momento.

Dedica más tiempo a la adoración para sentir y consolar a Dios en estos momentos. Hay cosas que están sucediendo y sucederán que afligen enormemente a Dios, y Dios sufre con todos los eventos que están sucediendo actualmente en este mundo.

Hay aquellos niños que ya creen que Dios está presente en la Sagrada Eucaristía, animadamente, esperando que Sus hijos vengan a consolarlo, a recibir lo que Él quiere darles a cada uno de ustedes, en esta generación, para que cada uno de ustedes puedan ver, para que puedan orar por los hermanos y hermanas, orar por el mundo, orar por los sacerdotes, orar por la Iglesia y orra por lo que Dios enviará. La justicia y la verdad serán reveladas, delante de Dios y de todos.

Esto es lo que deseo que aceptes, para que cumplas tu deber en el trabajo que estás realizando. Aún eres tímido y temeroso, pero hay ciertas cosas importantes en las que no puedes permanecer. Definitivamente necesitas cumplir la misión por la cual Dios te ha elegido y eso quiero que hagas. Estas son las cosas más esenciales que quiero decirles en este momento.

Hijos, estad firmes en vuestra fe en este momento. No se dejen conmover por nada, porque les he contado todas estas cosas, así que lo que deben hacer ahora es simplemente estar en silencio. No necesitas discutir nada, estar tranquilo en tus oraciones y venir a la Sagrada Eucaristía para pasar más tiempo para consolar a Dios, para estar cerca, para recibir las cosas que Dios desea para cada uno de ustedes.

Continúa sirviendo, continúa glorificando a Dios y continúa trayendo Sus palabras a este mundo. Esa es la prueba que Dios da, para aquellos que no creen, para creer, para aquellos que no entienden, para entender, y para aquellos que no saben, para aceptar la verdad. Esta es la verdad, que nunca cambia, como en los ojos de los humanos. Ya sea que crean o no, esta es la verdad, eterna y duradera, que continuará con respecto a las cosas que Dios está haciendo a través de la Sagrada Eucaristía, al venir a este mundo, usando a las personas a quienes Él ha revelado, para acercarse a él a la humanidad.

Esta es la verdad que quiero probar y decirles, para fortalecer la fe en cada uno de ustedes y para darles perseverancia en las cosas con las que deben lidiar. Continúen manteniéndose firmes y continúen haciendo las cosas que deben hacerse para que las cosas de Dios se cumplan pronto de acuerdo con el plan que Él ha dispuesto para ustedes.

Hoy terminaré aquí. L., haz esas cosas que yo quiero que hagas. Que mi paz esté contigo. Lo que se necesitaba esta mañana: tienes que completar todos tus trabajos. Aparta tiempo para tiempo para venir a Dios y continuar recibiendo las palabras que Dios le dará en las próximas horas.

Te quiero muchísimo.

Adios

Madre